Categoría: Calzado

¿Cúal es el error más típico de un corredor?

Hoy os dejo un artículo  escrito por Rocio Pomares Psicóloga Deportiva. Hace un resumen muy bueno sobre los principales errores del corredor principiante. Espero que os guste.

Correr es un deporte relativamente fácil, cualquiera puede hacerlo, pero se suelen cometer muchos errores durante su práctica. No aprender la técnica de carrera, salir sin un plan de entreno, no llevar zapatillas adecuadas, no estirar ni entrenar otros músculos, no hacer descansos… pueden convertir algo tan saludable como hacer deporte en una auténtica amenaza para nuestra salud. Además, otro de los errores típicos que se cometen a la hora de entrenar y también en competición son los “piques” con otros runners.

Correr de forma saludable

Generalmente, las personas que practicamos deporte solemos ser competitivos, nos gusta superarnos y a veces eso nos lleva a compararnos con los demás. Ver a alguien que corre más rápido que tú o que tiene mayor resistencia, puede ser una motivación, pero si te dejas llevar, puede alterar tus objetivos y metas.

Por ello es fundamental que conozcas bien cuáles son tus límites y te centres en realizar tu propio entrenamiento y objetivos diarios. Ver quién sube las cuestas más rápido o hace el entrenamiento más duro puede ser un medio de motivación siempre y cuando lo hagas con alguien que tenga un nivel similar al tuyo. Lo mejor es entrenar con amigos, pero no para saber quien es mejor, sino para mejorar. Para medirse están las carreras, es ahí donde podrás valorar tu nivel.

Céntrate en tus propios objetivos, y entrena tu autocontrol, una capacidad determinante para el éxito, no sólo en el deporte sino también en la vida.

  • CONÓCETE: ayúdate de un profesional que te acompañe y te ayude a evitar los errores típicos del corredor. Aprende a escuchar a tu cuerpo, dosificar el esfuerzo y conocer tus propios límites para no dejarte llevar por lo que hagan los demás.
  • PONTE METAS CONTROLABLES: Céntrate en lo que está bajo tu control para seguir mejorando. No quieras saltar de nivel demasiado rápido y pasar a una maratón sin pasar por la media porque lo va hacer un amigo. Tú a tu ritmo. Con constancia todo llega.
  • TEN UN DIARIO DE ENTRENAMIENTO. Verbaliza con el grupo tus entrenos. Escribe en tu agenda lo que vas a realizar cada día ( y por supuesto los días que vas a descansar). Esto te ayudará a comprometerte con tu entrenamiento y no variarlo a última hora porque otro corredor quiera hacer algo diferente.
  • SE ASERTIVO. Elige bien tus batallas. No entres al juego si se trata de un corredor con un nivel diferente al tuyo. Aprende a decir “no” y hazte respetar para que respeten tu ritmo de entrenamiento. Hazlo por tu salud.
  • ANTICÍPATE: si sabes que viene ese amigo que le gusta retarte, ve preparado para no “picar” el anzuelo. Házselo saber, muestra seguridad en tu argumento y en tu lenguaje corporal.
  • CONTROLA TUS EMOCIONES: especialmente en competición, la euforia del momento y el extra de motivación en la salida hace que nos sobremotivemos y salgamos dándolo todo. Si no lo controlas acabarás siguiendo el ritmo de los demás competidores, corriendo por encima de tu nivel sin dosificar. Recuerda: sal “des-pa-cito”, lleva bien preparado tu ritmo de competición, no dejes de mirar tu reloj, tus pulsaciones, tu ritmo y olvídate del resto si lo que quieres es llegar a la meta sano y salvo.

No olvides que corres por y para ti. Céntrate en superarte a ti mismo y ser cada día mejor, tanto en el running como en la vida.

manriquedetorres agosto 21, 2018
Reconoce Qué es y Cómo tratar la fascitis plantar

¿Qué es la Fascitis Plantar y cual es su tratamiento?

La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor en el talón, resultando ser una de las principales razones por la que la gente acude al podólogo.

Como veremos más adelante, el principal síntoma es un dolor en el talón y/o el arco del pie debido, en mayor parte, a la postura del pie y sus movimientos. De momento, se ha demostrado que la mejor manera de tratarlo es con el uso de plantillas conjunto a estiramientos y un tratamiento fisioterapéutico específico, ya que es el único tratamiento que trata la causa de la fascitis plantar, no solo el dolo como hacen los anti-inflamatorios y las infiltraciones.

La Fascia Plantar y sus funciones

Antes de seguir adelante es importante saber que es la fascia plantar. Es una aponeurosis gruesa y fibrosa que se origina en la zona medial del talón y se inserta a la altura de los 5 dedos del pie mediante 3 bandas fibrosas que recorren el pie. Tiene muchas funciones, aunque las principales son: dar rigidez al arco plantar y proporcionar una pie estable para realizar la marcha.

¿Qué es la fascitis plantar?

La Fascitis Plantar es un proceso de degeneración crónica (de mucho tiempo de evolución) de la Fascia Plantar, que cursa con un engrosamiento y una pérdida del colágeno, células que forman la fascia plantar, e incluso calcificación, su transformación en hueso.

Fascitis plantar

En ningún momento la Fascia Plantar sufre una inflamación, el dolor que se produce suele provenir de la inflamación del periostio (la capa que recubre el hueso) del calcáneo. Por ello, como veremos más adelante, los antiinflamatorios no es el tratamiento adecuado aunque puede mejorar los síntomas temporalmente.

¿Qué causa la Fascitis Plantar?

Los estudios científicos coinciden en que todo apunta que la causa real de la Fascitis Plantar es una sobrecarga repetitiva durante largos periodos de tiempo sobre la fascia(como trabajar de pie con zapato inadecuado o sobrecargas físicas por el deporte). Esto produce una desorganización y degeneración de las fibras de la facia plantar, “haciéndola” menos capaz de aguantar la carga diaria.

Existen factores de riesgo que favorecen la aparición de la fascitis plantar:

  • Factores de riesgo intrínsecos:
    • Pies Planos
    • Pies Cavos
    • Obesidad
    • Tendón de Aquiles corto
    • Movimiento de Pronación aumentado en la marcha y la carrera
    • Rango de movimiento del tobillo limitado
    • Músculos intrínsecos del pie débiles
  • Factores de riesgo extrínsecos:
    • Usar calzado inadecuado o con malas características
    • Horas prolongadas de bipedestación (de pie)
    • No realizar estiramientos tras el ejercicio
    • Trabajar sobre superficies duras

Un problema habitual

Como ya hemos dicho la fascitis plantar es una de las principales razones de dolor por las que se acude a la consulta del podólogo. Afecta tanto a personas sedentarias (que no realizan ningún tipo de ejercicio físico) y a atletas. Y sobretodo a las personas entre 45 y 64 años, aunque puede ocurrir en todas las edades.

¿Qué síntomas caracteriza a la fascitis plantar?

    El síntoma habitual es sufrir mucho dolor en la zona del talón o el arco al levantarse por las mañanas o después de estar mucho tiempo sentado. Este dolor disminuye progresivamente a medida que damos ciertos pasos. Además se puede acentuar tras estar largos periodos de tiempo de pie en una misma posición.

Heel-Spur

Volvemos a recalcar la importancia de acudir al podólogo al notar los síntomas, porque como hemos dicho, la fascitis plantar es el resultado de una degeneración de la fascia de mucho tiempo de evolución. Cuanto más tardemos más grave puede ser el problema.

Diferencia entre Fascitis y Espolón Calcáneo

Hay que tener en cuenta que el espolón calcáneo puede y no estar relacionada con la Fascia Plantar e, incluso, estar asociado en parte, un estudio observó que solo el 46% de los casos la fascitis plantar estaba relacionada con el espolón calcáneo. Aunque cuando sí está relacionado la gravedad es mayor.

    La principal característica es que no se ha demostrado significativamente que el hecho de que haya un espolón calcáneo cause dolor ni inflamación, es más, muchas veces el encontrarlo en una radiografía durante el estudio de una fascitis plantar, es un mero hallazgo sin relevancia.

Hay que tener en cuenta que es que los dos comparten casi los mismos factores de riesgo (obesidad, tipo de pie, edad, etc), por eso es más común encontrarlos juntos.

¿Influye la forma de pisar sobre la Fascitis Plantar?

Sí, la integridad de la Fascia Plantar esta condicionada por nuestra biomecánica (por como nos movemos). Como ya hemos dicho anteriormente, los pies cavos y los pies planos tienden a tensar de más la Fascia Plantar, provocando mayor probabilidad de sobrecarga sobre la misma.

Además, si nuestro tobillo tiene una dorsiflexión limitada, es decir, unos gemelos-soleos muy tensos, producirá una mayor tensión en la Fascia Plantar.

¿Tiene tratamiento la Fascitis Plantar?

Sí, tiene tratamiento. Muchas veces acuden a la consulta personas que han sufrido durante años debido a que han realizado tratamientos que fracasan porque se centran en erradicar el dolor, produciendo solo una mejoría temporal de los síntomas, sin solucionar la verdadera causa.

Es necesario saber que los artículos científicos afirman que el tratamiento ideal por el momento es realizar un tratamiento combinado de Plantillas con un programa de estiramientos y tratamiento fisioterapéutico antes que la toma de antiinflamatorios y la infiltración con corticoides.

foto plantilla 1

Las plantillas han demostrado ser el tratamiento más eficaz para tratar la Fascitis Plantar, reduciendo el dolor en más de un 80% de los casos. Pero además, es muy importante que la plantilla tenga un buen diseño para que la efectividad sea notable y una buena confección para que la adaptación y la comodidad sean excelentes.

 En Podología Manrique de Torres realizamos las plantillas para que cumplan sus objetivos y realizamos un exhaustivo estudio biomecánico previo para confirmar el diagnóstico correcto, siempre tendemos a ir más allá, a reconocer la causa, a mejorar la evolución y reducir los factores de riesgo para tratar y prevenir las patologías.

Aunque no todo dolor en el talón es una Fascitis Plantar

Hay muchas otras patologías que cursan con un dolor parecido al de la Fascitis Plantar, por ello recomendamos visitar al Podólogo siempre para diagnosticar la posible patología. Algunas de las patologías son:

  • Síndrome del Túnel Tarsiano
  • Neuropatía derivada de la Diabetes Mellitus
  • Fractura Traumática y por estrés del calcáneo
  • Enfermedad de Sever: Apofisitis calcánea
  • Artrosis
  • Atrofia de la grasa plantar del talón
  • Tendinitis Aquílea
  • Bursitis Retrocalcánea
  • Tendinitis del tibial posterior, entre otros.

Bibliografía

  1. Schwartz EN, Su J. Plantar fasciitis: a concise review. Perm J. 2014 Winter;18(1):e105-7
  2. DiGiovanni BF, Nawoczenski DA, Lintal ME, Moore EA, Murray JC, Wilding GE, Baumhauer JF. Tissue-specific plantar fascia-stretching exercise enhances outcomes in patients with chronic heel pain. A prospective, randomized study. J Bone Joint Surg Am. 2003 Jul;85-A(7):1270-7
  3. Lemont H, Ammirati KM, Usen N. Plantar fasciitis: a degenerative process (fasciosis) without inflammation. J Am Podiatr Med Assoc. 2003 May-Jun;93(3):234-7.
  4. Kirkpatrick J, Yassaie O, Mirjalili SA. The plantar calcaneal spur: a review of anatomy, histology, etiology and key associations. J Anat. 2017 Jun;230(6):743-751.
manriquedetorres agosto 20, 2018
El pie plano en niños
Buenos días! Hoy me gustaría dejaros un artículo muy interesante sobre el Pie Plano en los niños. Mi compañero Adrian Villalobos en su página web www.podolobos.com del Postgrado de Biomecánica del Pie que cursamos en Universidad de Barcelona ha redactado un pequeño resumen de diferentes estudios sobre esta patología.Espero que os guste!

El pie plano en los niños

El pie plano tanto infantil como en la edad adulta es una de las principales preocupaciones sobre el pie y uno de los motivos de consulta habituales, ya que alrededor del 12% de los niños padecen de esta condición.

1. Definición

No se ha llegado a una definición aceptada universalmente, aunque podríamos definirlo como un pie con un valgo de talón y un arco longitudinal interno plano, es decir, un pie con un tobillo caído hacia dentro y un arco plano.

Children_flatfeet

Normalmente se clasifican en 3 grupos según su correcta función:

  1. Pie plano Infantil Flexible: es un pie plano en el qué hay una correcta función.
  2. Pie plano infantil Semiflexible: es un pie plano en el qué alguna función está alterada.
  3. Pie plano Infantil Rígido: es un pie plano en el qué las funciones están alteradas.

Está clasificación nos sirve, entre otras cosas, para saber aproximadamente el pronóstico de ese pie. Mientras que en el pie plano infantil flexible existe un pronóstico bueno con poca sintomatología ni problemas, en los otros dos grupos pueden existir graves problemas en la edad infantil y en la edad adulta, pudiendo incluso necesitar cirugía, si no se efectúa ningún tratamiento.

Pies planos.png

2. Causas

Un estudio con 835 niños demostró que el pie plano estaba asociado a la edad del niño, el género y el peso corporal.

  • A más desarrollo físico mayor el desarrollo del arco interno.
  • Los niños tienen más predisposición que las niñas.
  • Los niños con sobrepeso y obesidad sufren más de pies planos.

Por otro lado, están los factores propios del niño y la niña que facilitan la aparición de esta patología:

  • Una contractura del músculo soleo o gastrocnemios.
  • Acortamiento del tendón de Aquiles.
  • Una disfunción del tibial posterior y/o del peroneo lateral largo.
  • Un primer metatarsiano dorsiflexionado
  • Entre otros.

 

3. Síntomas y sintomatología

La sintomatología dependerán de muchos factores y no solo del pie plano en sí mismo, como el estado físico del niño y la niña, el calzado habitual, el grado de deformidad, etc. Aún así los síntomas relacionados con el pie plano pueden ser:

  • Dolor en el talón
  • “Dolores de crecimiento*”, sobretodo en las piernas.
  • Dolor en la zona interna del tobillo
  • Dolor de espalda
  • Y otros síntomas no dolorosos que ahora explicaremos.

*Dolores de crecimiento: cabe decir que hasta el siglo XXI se creían que muchos dolores en las piernas eran debidas al crecimiento, aunque cada vez más los artículos científicos demuestran que los dolores son debidos a lesiones y sobrecargas. Por ejemplo, imaginaos a vosotros mismos moviéndoos, jugando, corriendo tanto como lo hace un niño, más de uno acabaría lesionado a la semana o pocas semanas.

3.1. Pie plano asintomático

Quizá el tema actual más controvertido en la podología sea el tratamiento para el pie plano asintomático. Es más fácil tratar a un niño que tiene dolor derivado del pie plano que a un niño sin dolor, hoy en día nadie se negaría a intentar ayudar a un niño con dolor, especialmente cuando tenemos gran cantidad de opciones para aliviar este dolor.

  Por eso el mayor desafío hoy en día es tener la capacidad de discernir cuándo es necesario un tratamiento, Ya que un pie sin dolor no es un pie asintomático. Entonces, existen muchos aspectos a considerar en un pie plano, a parte del dolor:

  • Se tropiezan habitualmente
  • Se quejan habitualmente de las piernas
  • Con frecuencia piden ser llevados en brazos
  • Se cansan más rápido que sus compañeros

Por eso en consulta procuramos ir más allá que una simple revisión del pie, investigamos con la ayuda de los padres a descubrir manifestaciones sutiles del pie plano que poco favorece a conseguir el nivel de actividad y la capacidad funcional normal para el niño.

 

4. Consecuencias

Son muchas las consecuencias que produce un pie plano en niños y adultos, como: consecuencias dolorosas, consecuencias biomecánicas y consecuencias en la calidad de vida.

El pie plano infantil puede tener consecuencias directas que se sufren en la infancia, pero más importante aún, puede tener consecuencias que perduren durante toda la edad adulta.

Son numerosos los artículos científicos que afirman que un pie plano pediátrico es un precursor de muchos problemas dolorosos en el pie en la edad adulta, y muchos de los autores respaldan tratar el pie plano sintomático desde la infancia.

Hallux abductus Valgus o Juanete, que puede derivarse del uso de un mal calzado o un pie plano valgo

Algunas consecuencias en la edad adulta aumentan el riesgo de algunas patologías como:

  • Dolor lumbar
  • Tendinopatías del tendón del tibial posterior.
  • Hallux limitus
  • Hallux Abductus Valgus (Juanetes)
  • Tendinitis rotuliana
  • y muchos más.

5. Tratamiento

Como hemos comentado antes, es controvertido si tratar o no un pie plano infantil y, aún más, que tratamiento es el más adecuado. Nosotors seguimos un protocolo estructurado a partir de la evidencia científica que ha ido evolucionando según la experiencia adquirida, para procurar un análisis exhaustivo de todos los factores posibles y así orientar adecuadamente el tratamiento correspondiente.

5.1.  Conservador

El tratamiento conservador se refiere a todo aquel tratamiento que no incluya un acto quirúrgico. Los más frecuentes son:

  • Plantillas personalizadas
  • Ejercicios específicos para ayudar en la evolución adecuada del pie plano.
  • Estiramientos personalizados
  • Asesoramiento en calzado

foto plantilla 1

    5.2. Quirúrgico

El tratamiento quirúrgico es una de las posibles opciones para ayudar a la correcta evolución del pie plano infantil, aunque se suele reservar para casos más severos y perjudiciales con poca probabilidad de resolución con un tratamiento conservador, y siempre siempre deber ir precedido y acompañado de un tratamiento conservador para asegurar la correcta evolución.

6. Últimas anotaciones:

Es importante recalcar que cada niño es diferente física y bio-psico-socialmente, por lo que hay muchos factores que pueden favorecer el pie plano infantil y su sintomatología. Se recomienda comentar con la revisión de los pies de los niños a los 4-5 años y hacer una revisión anual periódica para vigilar su evolución.

Por otro lado, se ha demostrado que andar descalzo sobre distintas superficies en los primeros años de vida favorece el desarrollo psicomotor del niño. Por eso, siempre digo “el pie hay que sujetarlo solo cuando hay que sujetarlo” y dependerá de cada niño.

No olvidéis comentar si tenéis alguna duda u observación al respecto. ¡Tus pies no deben ser un obstáculo, impulsa su potencial!

 

 


Bibliografía relevante:

  • Benedetti MG, Ceccarelli F, Berti L, Luciani D, Catani F, Boschi M, Giannini S. Diagnosis of flexible flatfoot in children: a systematic clinical approach. Orthopedics. 2011 Jan 1;34(2):94
  • Hsieh RL, Peng HL, Lee WC. Short-term effects of customized arch support insoles on symptomatic flexible flatfoot in children: A randomized controlled trial. Medicine (Baltimore). 2018 May;97(20)
  • Evans AM. The flat-footed child — to treat or not to treat: what is the clinician to do? J Am Podiatr Med Assoc. 2008 Sep-Oct;98(5):386-93
  • Kirby K, Green D. Evaluation and nonoperative management of pes valgus. In DeValentine SJ (ed.): Foot and Ankle Disorders in Children, Churchill Livingstone, 1992, pp. 295-327.
manriquedetorres junio 15, 2018
¿A qué edad debo llevar a mi Hijo al Podólogo?

Con cierta frecuencia los pacientes que se visitan en la consulta de un podólogo hablan de sus hijos porque han observado algún patrón de marcha o actitud postural que consideran no es normal o que directamente les parece que les puede perjudicar. La pregunta que suelen hacer, especialmente cuando los niños tienen una corta edad, es ¿cuándo es necesario realizar un control podológico?

En condiciones normales desde que nacemos hasta los 4 años de edad aproximadamente es normal tener un pie plano, esto es debido a la elasticidad propia de los componentes del pie en esta etapa de desarrollo corrigiéndose de forma espontánea. Es precisamente a partir de los 4 años, el momento adecuado para que hagan una revisión en consulta en donde se realizarán una serie de sencillas pruebas que determinen el correcto desarrollo del pie o de lo contrario actuar para tratar cualquier alteración detectada.

Se considera que el pie está totalmente formado a los 9 años de edad, sin embargo, su crecimiento continúa mucho tiempo después hasta los 20 años de edad aproximadamente. Lógicamente cuanto antes se detecten problemas estructurales mejor pronóstico ofrecen los tratamientos, en la mayoría de casos conservadores, pudiendo incluso evitar tratamientos agresivos.

Artículo perteneciente al Ilustre Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana

manriquedetorres marzo 21, 2018
La última fiebre de los Runners: correr descalzo para evitar lesiones

Aumenta el número de usuarios que eliminan progresivamente toda protección del pie para correr como nuestros ancestros. Un regreso a nuestros orígenes con efectos beneficiosos para el cuerpo (aunque no existe un consenso científico absoluto) que requiere años de entreno.

Mientras ‘celebrities’ como Gwyneth Paltrow, Gisele Bündchen u Orlando Bloom preconizan en Estados Unidos la moda del ‘barefoot walking’(caminar descalzo), el mundo del ‘running’ bascula desde hace ya algún tiempo hacia la eliminación de la suela (o directamente de las zapatillas) para correr. Primero fue el minimalismo: reducir la zapatilla a lo esencial, partiendo de la premisa de que correr descalzo es más eficiente. Ahora crece una alternativa más radical: el descalcismo (eliminar directamente las zapatillas).

La práctica surge de la misma filosofía ‘new age’ (como la dieta paleo o el ‘mindfulness’) que preconiza el regreso a la naturaleza y al estado primigenio del hombre. Los minimalistas se inspiran en las ‘huaraches’: una sandalia con la suela fabricada a base de neumáticos que se ata al pie con tiras de cuero, utilizada por los indios tarahumaras para correr cientos de kilómetros por la escarpadas Sierra del Bronce (Chihuahua, México). Los descalcistas anhelan la vuelta al origen de la especie, “la búsqueda de sensaciones perdidas y músculos atrofiados”, como explica Daniel A, madrileño de 44 años, uno de esos atletas amateur que hicieron la transición del ‘running’ con zapatillas al minimalismo con demasiada rapidez y tuvo que detener su entrenamiento varios meses por una fascitis plantar combinada con fuertes dolores de espalda.

“Pagué el pato del novato”, dice Daniel ahora, años después, sólidamente instalado en el descalcismo. “Después aprendí a tener paciencia y ya no uso zapatillas de ningún tipo. Nada se compara a correr descalzo cuando has fortalecido el pie lo suficiente. Cuando vi las imágenes de Bikila ganando el maratón olímpico descalzo me dije: ‘Esto es lo máximo’”. Se refiere a los Juegos Olímpicos de 1960, cuyo medallista de oro en maratón fue el héroe etíope Abebe Bikila tras recorrer descalzo los 42 kilómetros que estableció, además, el entonces récord mundial en 2 horas, 15 minutos y 16 segundos.

Correr descalzo podologo

Yosoynoticia.es

La asombrosa gesta de Bikila (fallecido después prematuramente por las secuelas de un accidente de tráfico) fue la antesala de una revolución en el calzado deportivo. La década de 1970 vio materiales diferentes e ideas nuevas como la célebre cámara de aire, hoy renombrada de mil formas. Pero el empeño por aumentar la comodidad y reducir las lesiones ha acelerado este siglo con la explosión del ‘running’.

Casi todas las grandes marcas de zapatillas deportivas han producido modelos minimalistas (el famoso modelo MayFly de Nike con tres versiones siendo uno de los pioneros). New Balance, Merrell, Vivo, Brooks, Adidas, Saucony, etc. tienen hoy día modelos minimalistas. Nike vendió el pasado año 2 millones de ejemplares de la zapatilla Free en Alemania, y en Estados Unidos, donde se calcula que hay más de 5 millones de corredores ‘barefoot’, se empieza a hablar de la “segunda revolución minimalista”. La primera vivió su punto más bajo con las demandas a la marca Vibram FiveFingers por presunta publicidad engañosa.

‘Born to run’

Fue la aparición en 2009 del libro Nacidos para correr, del estadounidense Chris McDougall (precisamente la obra que presentó al mundo las sandalias huaraches), lo que alumbró la primera revolución minimalista. La publicación marcó, de hecho, un punto de inflexión en la historia del ‘running’: por primera vez, millones de personas se preguntaban seriamente si el calzado moderno es un beneficio o no para la salud humana.

Corredores minimalistas experimentados ganan ya carreras ‘normales’ en numerosos países, y en los maratones populares es relativamente frecuente ver ya corredores descalzos. El pasado mes de octubre, en la localidad castellonense de Oropesa del Mar, se celebró el primer Campeonato del Mundo de Descalcismo de Fondo. Sin embargo, eliminar el ‘drop’ (es decir, correr con suela minimalista, plana) o directamente imitar a Bikila puede convertir la vida del ‘runner’ en un infierno genuino. [El ‘drop’ de una zapatilla es la diferencia de grosor de la mediasuela, medida en milímetros (es decir, la diferencia entre el talón y la parte anterior de la zapatilla); fluctúa entre los 0 mm de las zapatillas extremas o ‘barefoot’ y los 12 mm (el máximo, propio de las zapatillas convencionales)].

“La clave está en que el ‘barefoot’ implica un cambio de técnica”, dice a EL ESPAÑOL Ángel González de la Rubia, presidente de AEPODE (Asociación Española de Podología Deportiva); “sobre todo porque lleva al corredor a apoyarse con la parte delantera del pie en lugar de hacerlo con el talón, lo que a su vez supone introducir otros cambios significativos, como por ejemplo dar pasos más cortos”.

Correr descalzo articulo

www.powerexplosive.com

El ‘runner’ y especialista en podología infantil Roberto Pascual, que ha corrido varias veces 15 kilómetros sobre asfalto, defiende el minimalismo: “Estoy a favor de correr con el menor ‘drop’ posible, pero conviene destacar que requiere una técnica de carrera muy especializada. Lo desaconsejo para una persona sin conocimientos. Nuestro pie está diseñado para ser descalzo…Inventamos el calzado para proteger el pie, no debe tener más funciones. El pie tiene una amortiguación natural, una almohadilla de grasa natural en la planta. Si hay mucha amortiguación artificial, este sistema natural se atrofia. No hace falta amortiguación artificial, salvo que tengas mucho peso o no tengas una buena técnica de carrera y tu primer apoyo sea marcadamente en el talón”.

“El pie del hombre moderno no tiene nada que ver con el pie ancestral”, afirma González de la Rubia. “El que quiera correr sin suela o descalzo necesita una transición de 4-5 años. Esa es la clave: hace falta una santa paciencia, ser un poco ‘friki’, fortalecer el pie progresivamente, ir bajando el grosor de la zapatilla, aprender a correr de antepié en lugar de talonear, ir más erguido, etc… La planta del pie va creando paulatinamente una suela gorda y se genera mucha musculatura”.

«No vamos a correr más y mejor por ir descalzos”

Alfonso Martínez-Nova, profesor de Podología de la Universidad de Extremadura (y también ‘runner’) habla de “dos corrientes enfrentadas dentro del minimalismo”: “Los que defienden la necesidad de una amortiguación y los que dicen que tenemos que correr descalzos, como nuestros antepasados”. “Yo considero”, continúa, “que el minimalismo tiene su base lógica, pero la gente que lleva décadas calzado no puede de repente ponerse a correr descalzo; es cuando se puede lesionar. Y un corredor con zapatillas que nunca ha tenido problemas no tiene por qué cambiar. Se vende que los minimalistas se lesionan menos, y no es cierto. Promueve una mejor técnica y se corre de otra manera, pero se lesionan igual que el de zapatillas. Lo que pasa es que las lesiones surgen en otras partes del cuerpo. Requiere una adaptación, entrenarse descalzo sobre el césped una vez por semana, por ejemplo. No vamos a correr más y mejor por ir descalzos”.

¿Tiene el ‘homo minimalista’ menos lesiones, pues, que un ‘runner’ convencional? “Fortalecer los músculos del pie no significa necesariamente tener un menor riesgo de lesiones, y en esta cuestión está un foco importante del debate, muy poco claro hasta ahora”, contesta González de la Rubia: “El problema es que hay aquí también hay estudios dispares y, en general, poco serios, puesto que suelen involucrar a un escaso número de sujetos”.

A finales de 2016 el científico Karsten Hollander y su equipo de la Universidad de Hamburgo (Alemania) publicaron un artículo basado en la revisión sistemática de varias investigaciones, que incluían a más de 8.000 personas. Concluyeron que el índice de lesiones era muy similar para los corredores que usan zapatillas tradicionales y para los amantes del descalcismo, aunque con patologías diferentes. No existían pruebas claras, además, de que el minimalismo depare beneficios en el rendimiento motor a largo plazo.

Estudios contradictorios y desventajas

Devaluados por trabajar sobre muestras relativamente pequeñas, otros estudios sobre minimalismo, zapatillas y salud han sido contradictorios entre sí. Ello no impide declarar algunos argumentos establecidos a favor y en contra del minimalismo. A favor de esta práctica está, en primer lugar, la ‘naturalidad’ del desplazamiento del ser humano, que originalmente andaba y corría descalzo (algunas tribus siguen haciéndolo en la actualidad), con pasos más cortos y menos traumáticos para el talón y el hueso calcáneo.

correr descalzo progresion

http://blog.theclymb.com

Diferentes estudios coinciden en señalar un aumento de la propiocepción (la consciencia de la propia postura corporal) y del desarrollo muscular, disminuyendo por tanto la pronación (el giro de los tobillos hacia adentro) y, en consecuencia, la aparición de lesiones en corredores minimalistas. Está aceptado que cierta musculatura del pie, los lumbricales e interóseos, se están atrofiando con la utilización de calzado estable y suelo firme y liso: la práctica del descalcismo ‘despertaría’ esos músculos, ensanchándose el antepié a partir de los 2 años de práctica. Además, mejoraría ciertos dolores lumbares.

No obstante, los especialistas aportan asimismo argumentos en contra del‘barefoot running’, una práctica con antecedentes como las zapatillas de clavos, contra las que había estudios concluyentes. Está completamente contraindicado para inexpertos y para gente con sobrepeso; en Estados Unidos algunos informes mencionan un reciente aumento de lesiones, especialmente en minimalistas debutantes.

“Quizás lo más inteligente sería alternar jornadas de entrenamiento con calzado de entrenamiento convencional y entrenos minimalistas; de este modo conseguiríamos el difícil equilibrio entre protección y libertad del pie”, resume el presidente de AEPODE. Y advierte: “Mucha gente se queda por el camino. Sufren tendinitis y roturas del talón de Aquiles por correr con el antepié. Hay una enorme diferencia entre correr con una suela que amortigua y una que no amortigua. El gran beneficio, en cambio, es que reduce notablemente la pronación. Toda modalidad tienen sus lesiones… Lo que queda por comprobar es si la gente con el pie mal estructurado tiene la capacidad de adaptarse al minimalismo”.

Artículo original de www.elespañol.com

 

manriquedetorres febrero 14, 2018
¿Embarazada y con dolor de pies? ¡Aquí unos consejos!

Hace unos días acudió a consulta una paciente embarazada con problemas en el pie. Por ello me gustaría compartir esta entrada con vosotros y explicar Qué cambios se producen en el pie debido al embarazo y Cómo podemos prevenir o solucionar estos problemas.

En una embarazada se producen muchos cambios, pero que afecten al pie fundamentalmente dos: Físicos y Hormonales.

A nivel físico, experimenta un crecimiento a nivel del abdomen, esto provoca:

  • Incremento del peso.
  • Mayor curvatura en la cintura.
  • Desplazamiento del centro de gravedad hacia los metatarsianos provocando mayor presión sobre ellos.

A nivel Hormonal, empieza a preparar el cuerpo para todos los cambios que se van a producir hasta llegar al parto. las hormonas que más afectan a los pies son:

  • Progesterona: produce la relajación del músculo liso de las paredes venosas.
  • Estrógenos: favorece la apertura de las fístulas arterio-venosas y por tanto contribuir al aumento de flujo en los miembros inferiores.
  • Relaxina: esta hormona ralentiza la nueva producción de colágeno, de forma que los ligamentos del cuerpo no son tan fuertes (y, por tanto, más elásticos). Así, las articulaciones se vuelven hipermóviles.

¿Cómo Afectan estos cambios al cuerpo?

Al final es un proceso encadenado y no se puede ver desde solo un punto, si no que hay que hacerlo de una forma global.

El aumento del peso y volumen hace que una mujer tenga que cambiar su forma de andar y de pisar debido al cambio producido en su centro de gravedad, la embarazada intenta abrir más las piernas al caminar para aumentar la estabilidad, esto, sumado a la hormona Relaxina que produce que las articulaciones tengan más movilidad y carguen más peso en zonas que no debería. Esta descompensación produce cargas a nivel muscular y articular que antes no existían. Dolores de cadera, rodilla, tobillo y pie son muy habituales. En el pie se produce un aplanamiento de la bóveda plantar que puede derivar en la gran temida fascitis plantar.

La hormona Progesterona, los Estrógenos y la presión que ejerce el útero sobre las arterias adyacentes va a provocar un mayor edema en todo el miembro inferior, produciendo un hinchazón acompañado de dolor en las piernas y en el pie. En el pie este aumento de volumen puede provocar que el pie quede mucho más apretado en el calzado, lo que puede derivar rozaduras, durezas o problemas de uña encarnada u onicocriptosis.

¿Cómo podemos prevenir o solucionar estos problemas?

Principalmente comprar un Calzado adecuado. Tenemos que buscar la comodidad y no la estética aunque puede ir de la mano. ¿Qué características tiene que tener?

  • Calzado espacioso, sobre todo en la puntera, que sea cuadrada o redonda para no comprimir los dedos. Evitar costuras o punteras en esta zona ya que hacen que el tejido no ceda.
  • Tener pequeño tacón de 3 cm. Cualquier zapatilla de running normalmente suele tener estás medidas 3:1 .
  • Calzado estable, nos tiene que dar seguridad y recoger el pie de forma correcta.

El uso de Ortesis plantares personalizadas para dar un mayor apoyo al pie y redistribuir mejor las cargas de presión. Las plantillas pueden ayudar a evitar un exceso de pronación y aplanamiento del pie, aliviando las cargas producidas.

Masajes, drenaje linfático manual, baños de contraste, ejercicio de los miembros inferiores en posición de declive y ejercicios en el agua pueden ayudarnos a bajar el edema.

El uso de medias de compresión especiales para embarazadas también ayudan a mejorar el retorno de la circulación.

Espero que te haya servido de ayuda.

José Manuel Manrique de Torres

Podólogo colegiado nº 2902

manriquedetorres enero 25, 2018
¡ Botas de Esquí ! ¡Que no te amarguen el día!

Si eres un amante de la nieve sabes de lo que te hablo. No hay nada peor que ir a esquiar con una mala elección de botas. En este artículo me gustaría hablarte de qué cosas son fundamentales en la elección de botas, cómo puedes mejorar la comodidad de la misma y que patologías te pueden provocar las botas.

¿Cómo elegir una bota de esquí?

Medir pie esqui podologoLo más importante es conocer nuestro pie, ya que por mucho que nos guste un modelo o una marca puede que no sea nuestra Bota. Hay que tener en cuenta  la longitud, el ancho y la altura de nuestro pie. Hay marcas o modelos para cada pie. Déjate asesorar por el profesional de la tienda, ya que el conoce los modelos.

«Prueba y prueba y prueba varios modelos de botas todo el tiempo que necesites en la tienda, porque es la decisión más importante en la compra o alquiler de material de esquí, te puede arruinar un día perfecto de nieve»

Hay que diferenciar si son Botas Nuevas o Botas de Alquiler.

  • Bota Nueva: esta tiene la espuma de los botines intactos, cuando empecemos a utilizarla dará de si y la bota nos quedará más holgada. Por lo que debemos de comprar una bota que nos quede más justa.
  • Bota Alquiler: la bota suele estar ya holgada y la espuma deprimida, por lo que si alquilamos una bota justa cuando subamos a las pistas lo normal es que no cambie mucho y nos pueda hacer daño.

¿Cómo ajustarnos la bota de esquí?

 

 

Ganchos de la Bota

Existen botas de 3 o 4 ganchos. El gancho más importante es el que está más cerca del tobillo. Este lo que conseguirá es colocarnos el talón de la manera correcta en la bota. evitará desplazamientos hacia arriba y hacia adelante. Si no ajustamos bien este gancho podemos tener microtraumatismos repetitivos (golpes constantes) en los dedos y terminar con un hematoma subungueal (la uña duele y empieza a coger un color morado)

  • Los ganchos inferiores tienen que estar justos pero no apretar en exceso, ya que si aprieta en exceso tendremos perdida de riego sanguíneo (se nos dormirán los dedos y después dolerán)
  • Los ganchos superiores y cinta de espinilla son los que nos van a dar la sujeción a la pierna, si tenemos una pierna fina vamos a estar golpeando la espinilla contra la bota en cuanto empecemos a descender, causándonos un hematoma o rozadura.

¿Cómo mejoramos o adaptamos una bota a nuestro pie y pierna?

  • Plantilla Bota Esqui.jpgPie Cavo: suele ser un pie que trasmite mucha presión en las cabezas de los metatarsianos.  Echando el centro de gravedad hacia adelante esquiando notan dolor o hormigueo en los dedos llegando incluso a dormirse. Una Ortesis o plantilla personalizada nos va a ayudar a repartir las presiones de una forma más correcta en todo el pie. También elegir una bota que tenga la zona del empeine mas elevada.
  • Pie plano: es importante que tenga un buen apoyo ya que si no puede doler el arco del pie.

 

  • Pie Pronador: tiene tendencia a hacer trabajar toda la columna interna del pie. Provocando dolor en la cabeza metatarsal del 1º dedo. La plantilla personalizada puede compensar este movimiento y disminuir la carga en primer dedo.
  • Pie Supinador : pasa exactamente lo contrario que en el pie pronador. Carga la columna lateral provocando dolor en toda la zona externa del pie y cabezas 4º y 5º metatarsales.
  • Pie y pantorrillas estrechas: Muchas veces apretamos al máximo la bota en ciertos sitios y nos sigue bailando el pie. Esto sucede porque nuestra pierna es más delgada. por lo que podemos utilizar piezas de Eva o Gomaespuma o Porón para adaptar nuestra bota a nuestra pierna y pie.
  • Modificar Bota: Si todo esto no es suficiente y seguimos teniendo alguna zona de dolor podemos llevar nuestra bota a un taller de esquí y nos pueden degradar o moldear esa zona de forma manual.  Muy importante que lo haga un profesional porque es complicado que quede todo perfecto.

Si tiene cualquier duda acerca de su pisada lo mejor es hacerse un estudio biomecánico en una Clínica podológica. De la misma forma cuando necesite una bota vaya a un centro de esquí especializado para que le puedan asesorar de la mejor manera posible.

Jose Manuel Manrique de Torres

Podólogo

 

 

 

 

 

 

 

manriquedetorres enero 15, 2018
¿Sabes qué tipo de pie tienes? ¡Evita problemas con este consejo!

Muchos días en la clínica vemos pacientes con problemas en los dedos del pie derivados de un uso inadecuado de calzado durante años.

Desde pequeños, cuando nos compraban zapatos, nos decían que para que el zapato nos quedara bien debía existir un espacio de 1 cm entre el 1er dedo del pie (dedo gordo) y el borde del calzado, pero.. ¿Esto es correcto? veámoslo

¿Qué tipo de pie o fórmulas digitales del pie tienes?

Existen 3 tipos principales de pie o formulas digitales del pie: Egipcio , Griego y Cuadrado o Romano.

 

 

Tipo de Pie Dedo más largo
Egipcio Primero
Griego Segundo
Romano o Cuadrado Suelen ser del mismo tamaño los 3 primeros

¿Cómo comprobar que el calzado es correcto a nuestro pie?

SIEMPRE CUANDO TE COMPRES UN CALZADO TIENES QUE COMPROBAR QUE TENGAS APROXIMADAMENTE 1 CM DESDE EL DEDO MÁS LARGO DEL PIE A LA PARTE INTERNA DE LA PUNTA DEL CALZADO.

Si se tiene un pie Egipcio, deberíamos tocar el 1º dedo (dedo gordo), pero si tenemos un pie Griego o Romano, deberíamos de comprobar el 2do dedo del pie o incluso el tercero en el caso del Romano, ya que si comprobamos el 1er dedo tendremos problemas de espacio en los otros dedos del pie ya que son más largos que el primero, lo que puede ocasionar a largo plazo dedos en Garra, martillo o mazo,  como se puede apreciar en esta foto.

Dedos martillo

dedo pie garra

El mal uso de un calzado durante años puede deformar los dedos y ocasionar problemas graves, puede empezar a salir durezas en la parte dorsal (superior) del dedo, con lo que conlleva el acudir a un podólogo para la realización de quiropodias periódicas o incluso tener que realizar cirugía, cuando se podría haber evitado con el uso adecuado de calzado desde pequeños.

 

Jose Manuel Manrique de Torres

Podólogo Colegiado nº 2902 de Colegio Oficial de Podólogos de Madrid

www.madridpodologo.com

manriquedetorres noviembre 20, 2017
¿Sabes si tu niño o niña lleva el calzado adecuado? ¡Compruebalo aquí!

No todos los calzados son recomendables a ciertas edades, dependiendo de la edad del niño deberá utilizar un tipo de calzado u otro.

Muchas veces calzamos al niño incluso antes de empezar a andar, el pie en esta etapa está formado prácticamente por cartílago, por lo que el calzado puede influir en el crecimiento del mismo. Por eso el calzado infantil que utilicemos tiene que ayudar al desarrollo físico-Motor del niño y  cumplir con las características específicas de la actividad que va a desarrollar el niño a la etapa a la que pertenece. Un calzado que NO reuna estas características puede ser contraproducente en la salud del niño y ocasionar problemas graves que le acompañen hasta la madurez.

¿ Cada cuánto tiempo tenemos que revisar el calzado?

Edad del Niño Frecuencia Recomendada de Cambio/ Revisión de Calzado
0 a 1.5 cada 2 meses
1.5 a 2.5 cada 3 meses
2.5 a 4 cada 4 meses
4 a 6 cada 6 meses
6 a 9 cada 3 a 4 meses
10 a 20 muy variable, cada 4 a 6 meses

¿Cómo tiene que ser el calzado en cada Etapa del niño?

  • Etapa de predeambulación (0 – 18 meses)

    el niño aún no ha comenzado a andar y su pie le sirve para explorar el entorno. La función del calzado en esta etapa es exclusivamente de protección contra el frío, la humedad y los golpes. Esta etapa la podríamos dividir en

    • Etapa de pre-gateo , en la que el bebé sólo es capaz de incorporarse, permanecer sentado y rodar, y en etapa de gateo , en la que el bebé comienza a desplazarse y dar sus primeros pasos.
    • Etapa de adquisición de la marcha (1’5 – 3 años), el niño comienza a andar de forma irregular, con problemas para mantener el equilibrio y caídas frecuentes. El calzado debe tener una suela flexible para permitir que el niño «sienta el terreno» para favorecer un buen desarrollo del sistema nervioso y mejorar el equilibrio. Es la etapa de crecimiento más rápido de los pies.
  1. La holgura interior en el largo debe ser de unos 10 mm.
  2. La puntera debe ser redonda o cuadrada, vista desde arriba, y redondeada por el lateral. Debe, además, ser cerrada con un refuerzo de cierta rigidez para la protección de los dedos.
  3. El material de corte debe proporcionar flexibilidad, protección contra el frío y transpirabilidad.
  4. El abrochamiento debe ser alto sobre el empeine con una lengüeta de piel suave.
  5. Se recomienda un calzado con caña blanda y flexible, con un ajuste suave, para mantener el talón dentro del calzado.
  6. La suela debe ser plana (no más de 3 mm). No debe ser muy blanda, pero si muy flexible en la zona de los dedos y con características moderadas de fricción. En caso de tener tacón, la altura máxima debe estar entre 3 – 5 mm.
  7. El forro debe presentar cierto agarre para evitar deslizamientos del pie y el calzado. El interior debe ser suave y blando, sin costuras internas. Se desaconseja la inclusión de un contrafuerte rígido y de elementos anatómicos.
¡MUY IMPORTANTE!
PARA EL NIÑO ES ACONSEJABLE ANDAR MUCHO TIEMPO DESCALZO POR TERRENOS DIVERSOS. LA MARCHA SOBRE UN TERRENO INCIERTO (ARENA,GRAVA, UN PRADO, TIERRA) ES RICA EN ESTÍMULOS GENERADORES DE REFLEJOS, QUE INDUCEN UN VIVO JUEGO DE LA MUSCULATURA DEL PIE CON ÓPTIMOS EFECTOS TONIFICANTES EN UN PIE NORMAL E INCLUSO TERAPÉUTICOS EN UN PIE DÉBIL. EN CAMBIO, LA MARCHA EN UNA SUPERFICIE PLANA Y LISA COMO LA DE CASA, NEUTRA Y CARENTE DE INFORMACIONES, NO PROCURA SENSACIONES NI ESTÍMULOS Y PUEDE LLEGAR A DETERMINAR LAXITUD EN UN PIE CON PEQUEÑAS INSUFICIENCIAS.
  • Etapa de maduración de la marcha (4-7 años)

    Ya anda de forma independiente hasta que alcanza el patrón de marcha adulta. Es una etapa de mucha actividad para el pie, por lo que el calzado debe evitar lesiones e impedir que sufra ninguna patología.

  1. La holgura interior en el largo debe ser entre 10 y 15 mm.
  2. La puntera debe ser redonda o cuadrada, vista desde arriba, y redondeada por el lateral. Debe, además, ser cerrada con un refuerzo de cierta rigidez para la protección de los dedos.
  3. El material de corte debe proporcionar flexibilidad, protección contra el frío y transpirabilidad.
  4. El abrochamiento debe ser alto sobre el empeine con una lengüeta de piel suave. Se recomienda un cierre de fácil manejo tipo velcro.
  5. En caso de que el calzado tenga caña alta, ésta debe ser blanda y con el borde superior acolchado. Debe, además, ser más estrecha por la parte del tobillo y más ancha en la parte del talón.
  6. La suela ha de ser flexible. Debe tener un espesor continuo entre 5 y 10 mm y ser de un material no demasiado duro, con ligeras propiedades de amortiguación. La altura máxima de tacón ha de estar entre 5 y 10 mm. Materiales como la goma o el PU pueden aportar las características adecuadas.
  7. Se aconseja la inclusión de un contrafuerte rígido.
  • Etapa de aumento de actividad (7-14 años)

    el patrón de marcha adulta está establecido, se intensifica considerablemente la actividad deportiva, por lo que el uso del zapato deportivo empieza a tener sentido. En esta fase entran también valores de moda que pueden determinar el tipo de calzado aunque no siempre el adecuado

  1. La holgura interior en el largo debe ser entre 10 y 15 mm.
  2. La altura de tacón no debe sobrepasar los 10 mm en niños de 7 a 10 años. Entre 10 y 14 años, esta altura no debe sobrepasar los 15 mm en los niños, y los 20 mm en las niñas.
  3. La puntera debe ser redonda o cuadrada, vista desde arriba, y redondeada por el lateral. Ha de ser, además, cerrada con un refuerzo de cierta rigidez para la protección de los dedos.
  4. El material de corte debe proporcionar flexibilidad, protección contra el frío y transpirabilidad.
  5. Es conveniente que el abrochamiento sea alto sobre el empeine con una lengüeta de piel suave.
  6. En caso de que el calzado tenga caña alta, ésta debe ser blanda y flexible con un ajuste delicado para mantener el talón dentro del calzado.
  7. Se aconseja que lleve incorporado una entresuela de espesor mínimo de 15 mm con buenas propiedades de amortiguación y resistente a la abrasión.
  8. El forro ha de ser rugoso en la zona de contrafuerte para evitar el destalonamiento del calzado

 

Información obtenida del Instituto de Biomecánica de Valencia

Jose Manuel Manrique de Torres

Podólogo colegiado nº 2902calzado infantil

manriquedetorres noviembre 17, 2017
¿Cuál es la función del Podólogo?

Muchas veces los pacientes nos preguntas qué hace realmente un podólogo, por ello, os dejo un Video realizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos que explica todas las funciones que realiza un podólogo y por qué acudir a el.

 

¿Has pensado alguna vez que tus pies te aportan salud? Por eso todos los profesionales sanitarios te recomiendan andar. Pero también es una de las partes de tu cuerpo que más sufre al soportar todo tu peso y utilizarlos constantemente.

A menudo no le damos importancia a su cuidado. ¿Sabías que el podólogo es el profesional especializado íntegramente en el pie?

Quizás desconozcas que, junto a otros sanitarios, los podólogos son los profesionales de la salud que pueden recibirte directamente en su consulta, que pueden diagnosticar, tratar y prevenir las afecciones y alteraciones derivadas de las extremidades inferiores, sin que te deriven a ellos otros especialistas.

El podólogo está capacitado para prescribir fármacos y realizar desde tratamientos conservadores a intervenciones quirúrgicas con las últimas tecnologías. Así, un podólogo atiende problemas de todo tipo: alteraciones de la piel, podología pediátrica, podología deportiva, podología geriátrica, pie de riesgo, cirugía podológica, podología general.

Los podólogos están formándose constantemente para mejorar las técnicas e incorporar las tecnologías que permiten darte la mejor atención tanto en tratamientos conservadores como quirúrgicos.

Desde nuestra infancia, deberíamos adquirir el hábito de acudir al podólogo como a otras especialidades. También si vas a iniciarte en la práctica deportiva debes revisarte los pies para evitar lesiones. Y también si padeces alguna enfermedad como la diabetes que puede ocasionar problemas muy graves por falta de prevención.

Solo ser atendido por un podólogo colegiado y en un centro sanitario autorizado es una garantía para ti.

En una tienda de deporte, por ejemplo, te recomendarán el calzado por tu estatura, peso y técnica pero tu forma de caminar debe analizarla un podólogo.

Además, el Consejo de Podólogos defiende la incorporación de esta especialidad a la Sanidad pública para favorecer el acceso a la Podología de toda la población.

Ya estamos dando los primeros pasos.

Da un paso tú también: al menos una vez al año, visita a tu podólogo. Pon tus pies en buenas manos.

Un saludo

Jose Manuel Manrique

www.madridpodologo.com

 

 

manriquedetorres noviembre 13, 2017